miércoles, 30 de mayo de 2012

EL PASO DE LA VIDA Y LOS ESTUDIOS

Fugaz y Boreal, de Sonia Carolina
Érase que se era,
en un instituto del lugar,
un  niño que ansiaba
acabar los estudios sin dudar.

El niño pidió un deseo
a una estrella fugar,
que pasó por el camino
de regreso a su hogar.

Pidió acabar los estudios
y tener diez años más,
pues el niño tenía ganas
de llegar a la universidad.

Al día siguiente se despertó
en un diferente lugar;
curioso se miró al espejo,
y vio que su deseo
se hizo realidad.

Se puso muy contento
al ser mayor ya,
y se vistió muy rápido
para ir a su amado lugar.

Después de un suspenso
no veas cómo lloraba,
pues en su antigua clase
nadie lo superba.

Aquel mal día vio
otra estrella fugaz
y pidió con todas sus fuerzas
volver a la realidad.

De pronto se despertó
¡Vaya sueño más ajetreado!
Corrió a mirarse al espejo
y vio que un sueño
es lo que había pasado.

Ángel Gavilán Ávila
1º ESO B
1º premio poesía categoría C

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada