martes, 28 de junio de 2011

DIARIO DE ANA FRANK


Procedencia de la imagen

La lectura del Diario de Ana Frank surgió de manera improvisada a partir de un comentario que hice en clase de 2º ESO, no recuerdo a cuenta de qué. La mayoría desconocía quién era Ana Frank  y sus especiales ciscunstancias. Les hablé un poco de ella y suscitó cierta curiosidad, así que, a propuesta de mis alumnos, decidí que sería la lectura de la 3ª evaluación en detrimento del teatro (íbamos a leer algo de Mihura o de Casona).

Como es un texto muy largo, leímos aproximadamente la mitad en clase y el resto en casa. Hasta esa mitad, íbamos proponiendo tramos de lectura que comentábamos en la siguiente sesión. Antes de leer, vimos unos vídeos sobre Ana y su familia y sobre el lugar en que se escondieron.  Como se nos echaba el tiempo encima, les pedí que terminaran de leer el diario por su cuenta. Hasta ese momento, solo les había pedido, después de leer las primeras entradas del diario, que escribieran una página de un diario personal contando quién era Ana Frank, en qué circunstancias vivía y qué llevarían ellos a la Casa de Atrás.


Como tarea para después de la lectura les di una serie de temas tratados en el libro para que escogieran uno de ellos e hicieran una reflexión por escrito. Para facilitarles la tarea les indicaba las entradas del diario en las que dichos temas se trataban con especial relevancia.

Me hubiera gustado, además, que hubieran podido hacer alguna de las actividades de creación que llevamos haciendo todo el curso con las lecturas, pero el fin de curso estaba ahí, acechante, y no se pudo hacer más. Una pena, pues estas mismas alumnas de las que presento sus redacciones (¡Magníficas Andrea, Belén, Lydia y Sara!) hicieron unas entrevistas preciosas a Sofia, la protagonista de El secreto del fuego, lectura de clase del segundo trimestre.

Aunque la historia de Ana Frank les ha gustado, les ha conmovido y con la que se han identificado, les ha resultado a algunos un poco larga y en ocasiones  repetitiva (son casi 400 páginas). En cualquier caso, todos hemos valorado la experiencia como positiva. El teatro, que no faltará, para el curso que viene...


Quizá también te interese...

Otra de lecturas
Entra en la Casa de Atrás
El árbol de Ana Frank

15 comentarios:

  1. ¡Muy buenos trabajos, Carlota! Yo leí el libro cuando era adolescente y lo releí el año pasado al volver de un viaje a Amsterdam en el que visité la casa de Ana Frank. Aunque es evidente el valor testimonial del libro, no sé qué tiene que no me acaba de enganchar. Sé que se lee en muchos institutos y que a los chavales les impacta. Para mí, el valor que tiene es el de hacer a los adolescentes conocer de primera mano un hecho histórico brutal. Si sirve para eso, bienvenido sea.

    Un abrazo y feliz verano

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas producciones y estupendamente explicada la secuencia de lectura y de las actividades. Sin duda, otra propuesta para las #lecturassinexamen.

    ResponderEliminar
  3. Virginia, ya lo creo, son alumnas estupendas, en todos los sentidos. Yo también leí el Diario a los doce años y me impactó. A ellos les ha llamado mucho la atención que fuera un libro "real". Hace unos años unas alumnas de 1º ESO (maravillosas también, este año he tenido a algunas en Literatura universal) pidieron leerlo. Esta vez también ha sido por petición de la clase. Creo que como testimonio, como trozo de historia viva que entra en la clase es una experiencia valiosa, a pesar de las casi 400 páginas y de que a pesar de la fascinación a algunos les ha costado leerlo por lo extenso y reiterativo (es que el diario de una adolescente). Creo que se le puede sacar partido como lectura completa o hacienndo una selección. La guía para el trabajo después de la lectura que he preparado lo permite.

    Un beso y , ¡a descansar!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Alberto, un honor contribuir.

    ResponderEliminar
  5. Querida Carlota:
    Me ha encantado esta entrada. Tus alumnas presentaron trabajos muy interesantes y reveladores. Te comento que el primer libro que elegí y compré con mi dinero fue el Diario de Ana Frank, una edición horrorosa, por cierto, pero que me conmovió muchísimo.
    Sin duda, las múltiples lecturas de una obra como esta dan pie a experiencias varias, desde el aburrimiento hasta a identificarse con la protagonista.
    Felicidades a todo el grupo y sobre todo a ti que haces maravillas en clase y fuera de ella.
    Un abrazo muy cariñoso.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo08:23

    Hola, Carlota.
    Muy buen trabajo. Te copiaré algunas ideas para el curso que viene.
    Casualmente, algunos alumnos de 1º de ESO también se empeñaron en leer el libro a partir de un comentario mío y es que empecé a ver por las aulas algunos niños que llevaban esvásticas pintadas en la mano y en las gomas de borrar. Pero no tenían ni idea de quién era Hitler ni los judíos ni el significado del símbolo nazi, así que hablamos de ello y vimos la película "La vida es bella" y unos cuantos se empeñaron en leer "El diario de Ana Frank". Lo leyeron pero les pareció muy repetitivo y no acabó de gustarles, aunque se sensibilizaron mucho con la historia. El curso que viene quería leer fragmentos seleccionados tanto en 1º de ESO como en 1º de Bachillerato, porque tal y como se están poniendo las cosas es hora ya de que tomen partido en la vida.
    Así que tu trabajo me viene muy bien. Gracias por compartirlo.
    Que pases un feliz verano. Hortensia Lago.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias, Mª Eugenia. Yo también sentí esa conmoción en la primera lectura del Diario. No me entraba en la cabeza que unas personas tuvieran que permancer encerradas para salvar sus vidas. Me parecía tan injusto que una niña como Ana, tan llena de vida, de ideas, de impulsos, tuviera que crecer entre cuatro paredes, y que encima mantuviera siempre el ánimo y la esperanza de salir y de respirar en plena Naturaleza...
    Me alegra que te haya gustado, apapachos.


    Hortensia, es increíble la inconsciencia de esos alumnos que llevan esvásticas y que repiten
    tópicos y sandeces racistas que oyen a otros descerebrados. Ya nos contarás tu experiencia si haces la lectura, encantada de que puedas aprovechar el trabajo.

    ¡Feliz verano!

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué bien! Tomo nota de tu experiencia porque a mi personalmente no me ha ido muy bien con el tema de las lecturas, sobre todo por la escasa implicación de los alumnos y las dificultades a nivel de comprensión.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Laurita, creo que depende mucho de los grupos. Lecturas que en un curso funcionan bien en otros es imposible. ¡Paciencia!

    ResponderEliminar
  10. Feliz verano, Carlotita...con la promesa de una xuntanza monográfica para ti en septiembre. Te echamos de menos en la realidad ( pero en la virtualidad...).
    Besos y besos y besos

    ResponderEliminar
  11. Feliz verano, Trapi. ¡Besos también para ti!

    ResponderEliminar
  12. Carlota, una lectura de las que quedan y de las que enseñan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Para haber surgido de manera improvisada como dices, le has sacado mucho jugo, Carlota. Estoy convencida de que, aunque a algunos se les haya hecho algo pesada la lectura, les ha quedado la idea" y el significado. Como dice Hortensia, la historia contribuye a sensibilizarlos y les hace pensar.
    Me ha gustado mucho poder ver el vídeo (del que me hablaste en su día y que no conocía) y, cómo no, los trabajos de nuestras sensibles y estupendas jóvenes escritoras. Desde aquí las felicito a ellas y te felicito a ti.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  14. Besos, Jordi, estoy segura de que no se les va a olvidar.

    ResponderEliminar
  15. Querida LolaMU, como bien sabes, hay mucho talento y mucha sensibilidad en ese pasillo de abajo. Me alegra que te haya gustado.

    ResponderEliminar