domingo, 14 de febrero de 2010

YA NO LA QUIERO, ES CIERTO...

(Procedencia de la imagen)


Un clásico de la poesía amorosa: el poema nº 20 del joven Neruda, del libro Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Lo recita magníficamente el cantante Álex Ubago. Por cierto, hablando de cartas y de Neruda, acaban de publicarse las cartas que el poeta chileno se escribió con su mujer, Matilde Urrutia. Y, aunque esto no es una novedad literaria, es muy interesante y divertida su autobiografía Confieso que he vivido, de la que extraigo estas palabras acerca de la mujer que inspiró estos versos:


"Siempre me han preguntado cuál es la mujer de los "Veinte poemas", pregunta difícil de contestar. Las dos o tres que se entrelazan en esta melancólica y ardiente poesía corresponden, digamos, a Marisol y a Marisombra. Marisol es el idilio de la provincia encantada con inmensas estrellas nocturnas y ojos oscuros como el cielo mojado de Temuco. Ella figura con su alegría y con su vivaz belleza en casi todas las páginas, rodeada por las aguas del puerto y por la media luna sobre las montañas. Marisombra es la estudiante de la capital. Boina gris, ojos suavísimos, el constante olor a madreselva del errante amor estudiantil, el sosiego físico de los apasionados encuentros en los escondrijos de la urbe."

(Pablo Neruda, Confieso que he vivido, Barcelona, Seix Barral, 2003, pág. 63)



21 comentarios:

  1. Bonito post, hace tiempo encontré este mismo poema recitado por el propio autor ya conocía la versión de Álex Ubago y de algún otro rapsoda profesional, y escuchar al autor, cómo entonaba y cómo la sentía, me hizo reinterpretar el poema por completo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Este chico tiene una voz preciosa, y recita muy bien, de un modo que a mí me gusta mucho, quiero decir, con naturalidad, como si estuviera pensándolo él y no fuera un poema escrito. Muchas gracias, Carlota, por este precioso poema.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Estonetes, yo también conozco el recitado de Neruda, pero no me había planteado una lectura distinta, así que voy a escucharlo otra vez. Besos también para ti.

    Clares, a mí también me gusta esa manera de recitar; precisamente la escogí porque parece hecho a su medida, como si estuviera pensando en voz alta. Gracias a ti por pasar por aquí.

    ResponderEliminar
  4. Yo no tengo palabras, Carlota; todo lo que diga sonará tópico y manido. Sigo sintiendo que se me encoge el estómago (o el corazón...) cada vez que leo este poema, (o lo pienso, o lo escucho).
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. En mi opinión, es el mejor recitado posible para este poema. Leer poesía debería ser exactamente eso. Hace unos años hice un montaje similar al de YouTube, se lo puse a los alumnos de tercero y el éxito fue de antología (sobre todo entre las chicas, claro). El recitado del autor (que los dioses del Parnaso me perdonen el sacrilegio) no me gusta nada, me da un poco de miedo y me parece ideal para alejar a los jóvenes de la poesía. Saluditos.

    ResponderEliminar
  6. A mí me pasa lo mismo, LolaMu, y mira que hace años...

    Estoy de acuerdo contigo, Biblos. No hay color.

    ResponderEliminar
  7. ¡Buena elección para este día!
    No conocía el recitado de Ubago; ha estado "sembrao", creo yo.
    Un abrazo.

    PD: Desde que conozco tu palabra "sembrao", la uso en cuanto puedo.

    ResponderEliminar
  8. Creo que es el primer comentario que dejo aquí, pero es que me ha encantado este poema de Neruda en la voz de Alex Ubago. Me ha gustado mucho. En mi modesta opinión Neruda no ayudaba a sus poemas leyéndolos en voz alta, si acaso todo lo contrario. En cambio, qué gusto escuchar este poema con esta voz... Muchas gracias. Un saludo, Rocío

    ResponderEliminar
  9. Conchita: los clásicos nunca fallan y Neruda, en esto del amor, lo es.

    P.D. (Je, je)

    Rocío: pues encantada de leerte. A mí me gustó muchísimo, y tienes razón en lo de Neruda. Lo cierto es que pocos poetas son buenos recitadores de su poesía (yo también pido perdón por mi osadía :O)

    ResponderEliminar
  10. Tengo el corazón dividido con Neruda. Algunas cosas de su vida no me terminan de gustar y eso me está pesando un poco al valorar su obra.

    ResponderEliminar
  11. Yo tampoco conocía la canción de Álex Ubago, que por cierto, tampoco he podido oír porque tengo el portátil estropeado y en el insti no tenemos altavoces... Bruffs, me desquicia cuando se nos rebelan las Nuevas Tecnologías.

    La carta me ha encantado. Una explicación antitética muy acertada.

    ResponderEliminar
  12. Es cierto que a veces la persona nos condiciona la visión de la obra, y no siempre es fácil separarlo.
    Un saludo, frikosal.

    Si te sirve de consuelo, Silvia, en mi centro llevamos dos o tres semanas sin conexión a Internet, y sólo los ordenadores de una de las tres aulas de informática, la que usa el Departamento de Tecnología para sus clases de informática, tienen sonido,con lo cual, como tampoco tenemos auriculares, les pido que pongan los del móvil, o sencillamente hay actividades que no podemos hacer en clase. ¡Así no hay manera!

    ResponderEliminar
  13. Hojas de limón21:00

    Me estaba sonrojando porque la voz de Alex Ubago aquí, tan cerca, bueno, bueno.. El poema es precioso, menos mal que no pusiste el " Me gusta cuando callas..." que como comenta frikosal nos divide el corazón. Besitos, Carlota.

    ResponderEliminar
  14. Impresiona, ¿verdad? Es que divide, divide...Estuve tentada de poner un poema de Luis Alberto de Cuenca que lo imita:

    "Me gustas cuando dices tonterías,
    cuando metes la pata, cuando mientes,
    cuando te vas de compras con tu madre
    y llego tarde al cine por tu culpa.
    Me gustas más cuando es mi cumpleaños
    y me cubres de besos y de tartas,
    o cuando eres feliz y se te nota,
    o cuando eres genial con una frase
    que lo resume todo, o cuando ríes
    (tu risa es una ducha en el infierno),
    o cuando me perdonas un olvido.
    Pero aún me gustas más, tanto que casi
    no puedo resistir lo que me gustas,
    cuando, llena de vida, te despiertas
    y lo primero que haces es decirme:
    «Tengo un hambre feroz esta mañana.
    Voy a empezar contigo el desayuno»."

    ResponderEliminar
  15. Hojas de limón22:15

    Pues me gusta más el "me gustas cuando.." de Luis Alberto de Cuenca. No lo conocía, Carlota, mil gracias. Qué bien meter la pata y que te quieran. Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta la versión cantada de Alberto Cortez, de hace tantos años pero igual de bonita. Ideal para escuchar esta noche lluviosa que llama a la melancolía. Gracias por el recuerdo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Carlota tengo una pregunta...
    Hay una persona llamada Hojas de limón, que comenta en tu blog...¿Me dices por lo menos si la conozco de algo? Lo que pasa es que me gusta que me comenten...pero como no sé quién es...
    o.O bueno ya nos veremos en clase!!

    Bss, Betty

    ResponderEliminar
  18. Hojas de limón17:13

    Hola, Betty, soy Hojas de limón...POr las pistas del mensaje que te dejé, puedes averiguar quién soy: a darle a la imaginación.

    ResponderEliminar
  19. Betty: creo que con las palabras de Hoja de limón son suficientes...;)

    ResponderEliminar
  20. Es cierto, Yolanda, no recordaba esa versión verdaderamente maravillosa. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  21. Hojas de limón: Tengo a alguien en la cabeza, porque pocas personas pueden poner un comentario así!! Por lo que acabo de leer, estoy casi segura, pero mañana me aseguraré..^^

    Bss, Betty

    ResponderEliminar