domingo, 17 de enero de 2010

¿CÓMO HABLAR DEL NO-YÓ SIN DAR UN GRITO?




Un hombre pasa con un pan al hombro

Un hombre pasa con un pan al hombro
¿Voy a escribir, después, sobre mi doble?

Otro se sienta, ráscase, extrae un piojo de su axila, mátalo
¿Con qué valor hablar del psicoanálisis?

Otro ha entrado en mi pecho con un palo en la mano
¿Hablar luego de Sócrates al médico?

Un cojo pasa dando el brazo a un niño
¿Voy, después, a leer a André Bretón?

Otro tiembla de frío, tose, escupe sangre
¿Cabrá aludir jamás al Yo profundo?

Otro busca en el fango huesos, cáscaras
¿Cómo escribir, después del infinito?

Un albañil cae de un techo, muere y ya no almuerza
¿Innovar, luego, el tropo, la metáfora?

Un comerciante roba un gramo en el peso a un cliente
¿Hablar, después, de cuarta dimensión?

Un banquero falsea su balance
¿Con qué cara llorar en el teatro?

Un paria duerme con el pie a la espalda
¿Hablar, después, a nadie de Picasso?

Alguien va en un entierro sollozando
¿Cómo luego ingresar a la Academia?

Alguien limpia un fusil en su cocina
¿Con qué valor hablar del más allá?

Alguien pasa contando con sus dedos
¿Cómo hablar del no-yó sin dar un grito?

César Vallejo

Poemas humanos



(Procedencia del poema :www.poesia-inter.net)

6 comentarios:

  1. Corrígeme si me equivoco: ¿ el el fondo de este regalo vallejiano está todo el horror de Haiti que nos rodea massmediamente?

    ResponderEliminar
  2. Preciosa y cruda llamada a las conciencias la de Vallejo y poética lucidez también la tuya. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Es uno de mis poetas preferidos. Un hombre con una sensibilidad excepcional. Me alegra que te guste.

    ResponderEliminar
  4. También es uno de mis poetas preferidos y uno de los mejores poetas del siglo XX. Curiosas coincidencias de gustos: acabo de leer el que has escrito en el comentario a Joselu... he recordado que en el homenaje a los poetas del 27 escogimos el mismo poema... Tendré que leer con calma tus entradas sobre poesía.
    Gracias por recordarme a Vallejo, creo que esta noche releeré algunos de sus poemas...

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti, Carlos, por pasarte por aquí. Me alegra mucho que mi comentario te haya llevado a recordar a Vallejo. Aprovecho para felicitarte, a ti y a tus compañeros, por el magnífico tres tizas
    (¡¡Acabo de descubrir cómo hacer enlaces desde los comentarios :)!!

    ResponderEliminar