viernes, 9 de diciembre de 2011

NOTICIA, CREACIÓN Y GOOGLE MAPS

Procedencia de la imagen
Como ya sabe quién pasea de vez en cuando por aquí,  entre mis buenos propósitos se encuentra el de desarrollar y mejorar la competencia digital de mis alumnos. Es algo que  ya sabemos todos los profesores, pero en ocasiones esto se traduce en eventuales visitas al aula de informática o a la PDI para realizar alguna actividad puntual, más que en una verdadera integración de estas herramientas y su uso en el día a día de nuestras aulas. 
La formación del profesorado, sus motivaciones y sus intereses son también muy dispares, así que dependiendo de quién, de cuándo y dónde -este curso hay tortas para las dos aulas de informática de uso general de que disponemos en el centro, y eso que somos menos profes...-y de cómo - problemillas técnicos y de otra índole que nunca faltan (profe, no hay suficientes cascos para todos;  profe, en mi ordenador no hay conexión a Internet; profe, mira lo que han puesto de fondo de pantalla; profe, no funciona el ratón; profe no puedo acabarlo en casa, que yo no tengo Internet ...y mil profes más)- nuestro alumnado desarrolla o no, con mayor o menor acierto, estas competencias. 
Pero yo lo que quiero es hablar de una herramienta, harto conocida para muchos, aunque yo nunca la había utilizado en clase, como es "Google maps".  El curso pasado me quedé con muchas ganas de participar en la estupenda propuesta de los Callejeros literarios, idea de esos incombustibles generadores de buenas prácticas como son Lordes Domenech, (A pie de aula), las chicas de Blogge@ndo, Adela Fernández,  Irene González y Marimar Pérez; Toni Solano, de Re(paso) de Lengua y los chicos de Tres Tizas: Marcos Cadenato, Carlos Diez, Gorka Fernández, Patxo Landa y Aster Navas. 
De momento, para cogerle el pulso  a la herramienta y conocer la destreza de los alumnos (un desdoble de 18 alumnos de 2º ESO, que ha sobrevivido al tijeretazo figaril y esperanzil, dada la peculiaridad de nuestro centro) planteé  esta tarea que tenía como objetivo fundamental buscar un motivo más para leer y escribir. 
En este caso, a partir de una noticia que apareció en distintos medios a finales de octubre, el nacimiento del habitante 7.000.000.000, y tras escoger una de ellas para hacer una lectura en clase  y una  reflexión sobre el significado de este acontecimiento, les propuse que cada uno escribiese una pequeña historia acerca de quién podría ser ese habitante tan especial y dónde podría tener lugar su nacimiento. 
Una vez escritas las redacciones, les expliqué el uso y las posibiliades de Google maps a través de un tutorial. Por grupos debían crear un mapa, localizar a su habitante, buscar una imagen que se ajustara al mismo y trazar un itinerario entre las redacciones de los distintos miembros del grupo. Todo esto -la parte digital, mejor dicho- nos ha llevado cuatro sesiones, sin contar con que algunos han tenido que rematar la faena en casa. El tiempo dedicado ha sido desigual,  así como la destreza para usar la herramienta: desde el alumno que empezó abriéndose una cuenta de correo,  hasta el que había solucionado la tarea en un par de sesiones.
Como decía al principio, Google maps  es una herramienta conocida hace tiempo en las clases de Lengua . Además de la propuesta citada arriba de los "Callejeros literarios", Toni Solano, en su Taller Abierto de Aprendizaje en Colaboración (TAAC) de Lengua y literatura en red, recoge otras que podéis ver aquí. 
No te pierdas tampoco estas dos propuestas: 

Ruta literaria de Nada, de Carmen Laforet (A pie de aula)
Creación de narraciones cartografiadas con Google maps (Lengüetazos literarios)

Os dejo una muestra de  estos mapas que sueñan habitantes...


Ver grupo 1 cuento habitante 7.000.000.000 en un mapa más grande





Ver Team 2 # en un mapa más grande
Quizá también te interese:
Cómo convertir una noticia en cuento

18 comentarios:

  1. ¡Una idea y una actividad geniales, Carlota! A pesar de las dificultades para utilizar el aula de Informática, veo que no te desanimas. Me alegro de que sigas enseñándonos estas propuestas originales y atractivas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Virginia, ya ves que tenía inspiración de sobra. En cuanto a las dificultades para llevar a cabo ciertas actividades, o para integrar ciertos hábitos de trabajo en relación con las TIC, siento que estamos en pañales, por muchos motivos. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Me doy cuenta de que en el instituto donde estoy estamos en un estadio más tecnologizado, pues todos los alumnos tienen su pequeño ordenador y no necesitamos el aula de informática. No obstante, tengo alguna objeción a estas actividades telemáticas por mi propia experiencia. Consumen una cantidad de tiempo ingente para resultados parvos. El otro día les propuse una actividad que había planteado Toni Solano: Mi palabra preferida. Era relativamente sencillo pues había que hacerse una presentación en google docs que yo previamente había abierto y les había invitado. Tenían que escoger una palabra que les atrajera y añadirle una imagen en consonancia. Perfecto. Pero la clase se nos fue al garete y no se pudo concluir. Se nos metió un troll como visitante anónimo y arruinó el trabajo de todos. Luego aprendí que se podía hacer el trabajo privado y no podría entrar nadie salvo del grupo e identificándose. Pero me quedó el sabor de boca acre de pensar que había perdido el tiempo. Esta es la impresión que me dejan estas actividades que comparadas con hacer un resumen, una comprensión escrita, una crítica cinematográfica, me resultan pobres. Hablo de mí fundamentalmente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Joselu, en Madrid no tenemos portátiles, ni sé si los tendremos alguna vez. Lo normal es que en un centro haya dos o tres aulas de informática para compartir. En mi centro, aunque es muy pequeño, tenemos unos 30 o 35 ordenadores de uso común distribuidos en dos aulas (físicamente hay más, pero como si no estuvieran...) Hay otra aula de informática, pero es de uso exclusivo de los alumnos de Tecnología, aunque a veces también la usamos los demás si no hay más remedio.
    Lo que planteas es el quid de la cuestión. Es cierto que una incidencia como la que cuentas, o cualquiera que podría contarte yo, como peregrinar de un aula a otra porque no funcionan los ordenadores, o tener preparada una clase que requiere uso de la PDI y encontrarte con que alguien la ha movido y no hay manera de que encontrar la señal, y muchas más, te chafan la clase. Eso por no hablar del tiempo que invierte el profesor en planear la tarea, probar la herramienta e intentar sacarle el mayor provecho posible. En este caso, han sido cuatro clases, aunque lo cierto es que podían haber sido dos, como mucho tres, pero ya he contado que los ritmos y destrezas de mis alumnos son diversos. Teniendo en cuenta que en 1º y 2º tenemos clase de Lengua todos los días, sí merece la pena plantear este tipo de tareas de vez en cuando, sobre todo porque para algunos alumnos, aunque te parezca increíble, será una de las pocas veces que tengan que plantearse no solo cómo utilizar una herramienta como esta, bastante sencilla por otra parte, sino algo más básico aún como manejar una cuenta de correo, adjuntar archivos o incluso encontrar la tecla de la tilde en el teclado. Luego, cuando me los encuentro uno o dos cursos después me alegro, es más fácil plantear tareas incluso para que las hagan en casa. Sin embargo, reconozco que la sensación de perder el tiempo también la siento alguna vez, aunque también la tengo cuando toca el sintagma nominal, un año tras otro, o las perífrasis verbales...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me parece una actividad muy motivadora, con educación en valores. Ante las objeciones de Joselu, tendría que decir que la inversión de tiempo es considerable y los resultados escasos, de acuerdo, pero quisiera compararlo con las miles de horas que dedicamos los profes de lengua a explicar conceptos morfosintácticos para que lleguen a Bachiller con lagunas imposibles de llenar. No sé si es rentable o no, didácticamente hablando, pero sé que estas actividades los hacen trabajar con ilusión, escribir y buscar información, incluso con interés por ofrecer un resultado atractivo. Y eso me basta, de momento.
    En cuanto a la pérdida de datos en Google docs, os recuerdo que existe el historial de revisión para recuperar todas las versiones anteriores. Aun así, es conveniente cerrar a extraños o realizar alguna copia en el propio Google docs para evitar sustos.

    ResponderEliminar
  6. En esas estamos, Antonio, valorando si se pierde o se gana. Efectivamente, son muchas las horas que dedicamos a enseñar conceptos que no sabemos muy bien adónde van, sobre todo si existen otras carencias. Sí tengo claro que quiero que mis alumnos, cuando acaben el curso, no sean unos analfabetos digitales o al menos puedan manejarse mínimamemte. ¿Se puede hacer una ESO sin saber escribir decentemente en un teclado, por ejemplo? ¿Quién les enseña esto? ¿El profesor de tecnología? A mí se me cae el alma a los pies cuando alumnos de 3º o 4º me preguntan dónde están las tildes o los guiones. ¿Ellos aprenden solos a hacer búsquedas en Internet? ¿Saben dónde acudir, cómo buscar?
    Aprovecho para agradecerte la creación del TAAC de lengua, aunque voy un poco a mi aire, lo estoy siguiendo con interés y estoy aprendiendo muchas cosas.

    ResponderEliminar
  7. Una actividad muy buena, Carlota, motivadora, que enseña a trabajar en grupos, fomenta la creatividad y alfabetiza digitalmente. Me quejaba yo de algo parecido en un post anterior: ¿cómo es posible que alumnos de 3º de ESO solo usen el correo para acceder a Tuenti. De esta manera palpan la tecnología y la aplican en el ámbito académico.
    Enhorabuena, me ha encantado, así como las demás actividades que pones como ejemplo. Tengo ganas de utilizar los maps de forma parecida. Te copio, ¿vale?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Pues sí, Alberto, creemos que han nacido con el ratón en la mano y no necesariamente. Como no le pongamos remedio, está será una brecha más en el alumnado. Y por lo que veo, entre comunidades median abismos...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Carlota, subo a la superficie de la Red, después de una desconexión forzosa y se me ilumina la cara cuando leo experiencias como esta. Mapas que sueñan habitantes...
    Me ha impresionado la historia de Nassia. Una historia de hambre y olvido. Una denuncia del estado de abandono de muchos niños en África.

    ResponderEliminar
  10. Lu, encantada de que hagas un huequito y pases por aquí. La reflexión que hicimos después de la lectura de la noticia iba dirigida a considerar las tremendas desigualdades que existen entre los seres humanos en función, por ejemplo, del lugar en que le toque nacer a uno. Son alumnos muy conscientes de este hecho, dieron opiniones muy interesantes. A Aitana, la autora de Alice-Nassia, una alumna con mucha sensibilidad, seguro que le va a gustar tu comentario...

    ResponderEliminar
  11. Una muy buena práctica. Qué interesante además por el sesgo que le has dado enriqueciendo la tarea con la presencia de un buen número de competencias básicas que afloran a lo largo de la misma.
    Una vez más se demuestra que las herramientas no son casi nada sin una buena profesora que imagine su potencial didáctico. Felicidades.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, compañeras. No queda más remedio que intentar exprimir todas las posibilidades que nos ofrece una determinada actividad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Fascinante esta actividad, pese a los obstáculos que es necesario vencer cuando se trabaja con computadoras y conexiones que en ocasiones... fallan.
    Admiro tanto tus iniciativas, ese entusiasmo para darle un sentido más cercano, más humano a la tecnología que necesita de seres humanos pensantes, comprometidos y creativos. Felicidades, querida Carlota.
    Va un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Querida Mª Eugenia, gracias por tus amables palabras, pero como he dicho antes, es fácil inspirarse con las ideas de otros compañeros que "inventaron" antes. Un cálido apapacho.

    ResponderEliminar
  15. Casi no llego a tiempo de decirte lo que me maravilla tu capacidad de trabajo y de invención: pero ¡qué actividades tan bonitas se te ocurren, compañera! Por mucho que aprendamos y tomemos ideas unos de otros, no todos somos capaces de llevarlas a cabo. Te dejo aquí mi aplauso y mis felicitaciones, Carlota.
    Millones de besos de una admiradora.

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Loliña, por esos buenos ojos de amiga con que me miras. Muac!

    ResponderEliminar
  17. ¡Enhorabuena!
    Es una actividad fantástica...

    ResponderEliminar
  18. ¡Muchas gracias, AGB! Me alegra que te guste. Un saludo.

    ResponderEliminar